dissabte, 5 de febrer de 2011

ARMAS MEDIEVALES: LA ESPADA CLAYMORE

Medieval Scottish Claymore Sword 53"Una claymore (gran espada en acepción británica) es un tipo de espada escocesa cuyo uso precisaba de las dos manos para ser blandida (montante o espadón), afilada por las dos vertientes de la hoja, poseedora de una empuñadura de gran longitud (al menos un cuarto del total del arma), que permitía al usuario sustentarla sin necesidad de forzar las maniobras, ni de asirla por la base de la hoja.

Este mandoble se caracterizaba, por encima de otros detalles, por consistir su guarnición en un arriaz avanzado sobre la hoja, constituido por dos brazos simétricos rematados en volutas ornamentales (con frecuencia en un trébol de cuatro hojas) que forman un vértice triangular diseñado, configurando un potente gavilán que posibilitaba a los que las esgrimían, y que no podían protegerse con un escudo, realizar acciones de detención del arma oponente.

La claymore a dos manos era una espada de grandes dimensiones utilizados a finales de la época medieval y períodos de la Edad Moderna.
Las claymore superaban con facilidad los cuatro pies de longitud (el metro y veinte centímetros) sobrepasando 1,5 Kg de peso, siendo utilizadas y desarrolladas por los highlanders escoceses, a partir de modelos de espada de menor longitud, a las que se les realizaron modificaciones que las adaptasen al uso a doble mano, y finalmente adquiriendo los citados atributos que las hacían óptimas para bloquear los golpes de los enemigos.

En el siglo XIII estas espadas eran blandidas por los clanes escoceses en las constantes luchas fronterizas contra los ingleses entre el 1400 a 1700.

La última batalla conocida en la que se utilizaron las claymore en considerable cantidad en un número significativo fue la Batalla de Killiecrankie en 1689

El promedio del claymore  corrió alrededor de 140 cm (55 pulgadas) de longitud total, con una de 33 cm (13 pulgadas) de agarre, de 107 cm (42 pulg), y un peso de aproximadamente 5,5 libras (2,5 kg). En última instancia, el espadas largas generalmente descienden de "grandes espadas" de la parte alta y media de la época medieval, como subtipo XIII bis, con la tipología de Oakeshott.

No debemos confundir estas espadas con el arma que el famoso William Wallace usaba en el combate, ya que en este caso se trataba de una tipología distinta a las claymore, más livianas, siendo la del héroe, en realidad, una Gran espada de batalla cuya dimensión exacta llegaba a 1,67 metros, debido a que estos mandobles de corte germánico solían igualar la estatura de su dueño.

Bastante uniforme en estilo, la espada se creó con una rueda de pomo a menudo cubierta por una tuerca en forma de media luna y un guardia con, por debajo de pendiente que termina en los brazos rectos cuadrifolios y langets corriendo por el centro de la hoja de la guardia.

Otro estilo común de Claymore a dos manos, aunque menos conocida, fue la "concha de almeja empuñadura" Claymore. Tenía una guardia que consistía en dos brazos curvados hacia abajo y dos grandes, redondos, platos cóncavos que protegía el grip. Fue nombrado así porque la guardia redonda se parecía a una almeja abierta.